DÍA MUNDIAL DEL ASMA

Desde 1988 se conmemora el Día Mundial del Asma respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El asma es una enfermedad crónica caracterizada por recurrentes ataques de disnea y sibilancias. Los síntomas se presentan diario o una vez a la semana, en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

Los desencadenantes del asma varían de una persona a otra y los motivos pueden ser los siguientes: alérgenos aerotransportados como el polen, los ácaros del polvo, las esporas de moho, la caspa de animales o las partículas de residuos de cucarachas, infecciones respiratorias como un resfriado común y activación física. 

Los síntomas del asma son los siguientes:

  • Falta de aire.
  • Dolor u opresión del pecho.
  • Sibilancias al exhalar, que es un signo común de asma en los niños.
  • Problemas para dormir causados por falta de aliento, tos o sibilancia al respirar.
  • Tos o sibilancia al respirar que empeora con un virus respiratorio, como un resfriado o gripe.

El asma no se cura pero los tratamientos y el adecuado control de la enfermedad evitan los síntomas y las crisis y permiten a las personas que la padecen recuperar su calidad de vida.

Esta enfermedad generalmente se trata con inhaladores de rescate para atacar los síntomas y con inhaladores de control (esteroides) que previenen los síntomas. Los casos más graves pueden requerir inhaladores de acción prolongada que mantengan las vías respiratorias abiertas, además de esteroides orales.

El tratamiento eficaz del asma requiere el seguimiento rutinario de los síntomas y la medición del funcionamiento de los pulmones. 

Por eso es importante tranquilizar a los afectados, nadie debe angustiarse por un diagnóstico de asma.

¡Cuida tu salud!

#LaFarmaciaDeLosLaguneros.

https://www.diainternacionalde.com/ficha/dia-mundial-del-asma