DÍA MUNDIAL DEL AUTISMO

El autismo se declara en la primera niñez sin importar el género, raza, clase social o económica. Se caracteriza en la relación social y problemas en situaciones comunicativas habituales, métodos de aprendizaje atípicos, particular interés por ciertos temas, predisposición a ocupaciones rutinarias y particularidades en el procesamiento de la información sensorial.

El término espectro autístico se refiere a una serie de particularidades. Un apoyo y un entorno adecuado y la aprobación de esta variación neurológica permiten a aquellos que padecen trastornos del espectro autístico disfrutar de las mismas oportunidades y participar de manera plena y eficaz en la sociedad.

La estigmatización y la discriminación similares a la variedad en el campo neurológico siguen siendo los primordiales obstáculos para el diagnóstico y el procedimiento; hablamos de una cuestión que tienen que abordar tanto los delegados a la adopción de políticas públicas de las naciones en desarrollo como las naciones donantes.

El objetivo de la Convención sobre los Derechos de los individuos es “promover, defender y garantizar el goce pleno y en condiciones de equidad de todos los derechos humanos y libertades primordiales por toda la gente con discapacidad, y fomentar el respeto de su dignidad inherente e impulsar una sociedad inclusiva que cuide a todos sus miembros y asegurar que todos los chicos y adultos con autismo logren llevar una vida estable y gratificante.

El sistema de la ONU ha celebrado la variedad durante toda su historia y ha promovido los derechos y la paz de los individuos con discapacidad, integrados los chicos con diferencias en el aprendizaje y discapacidad del desarrollo.

https://www.un.org/es/observances/autism-day/background